Las “armas quirúrgicas” de sus “guerras humanitarias”

   El uso de armas químicas por el ejército de Siria es el pretexto hilvanado por Estados Unidos y sus aliados para proceder a una invasión militar contra ese pueblo árabe. No hay que olvidar, sin embargo, que la OTAN con la potencia estadounidense a la cabeza, ocupa el primer lugar en el empleo de ese tipo de armas. En los campos de batalla en la guerra del golfo (1991), en Bosnia (1995), Yugoslavia (1999), Afganistán y otra vez Irak (2003) y Libia (2011) han quedado esparcidas toneladas de partículas ultra finas de Uranio empobrecido lanzadas en los misiles crucero Tomahawk y otro tipo de proyectiles, contaminando directamente a las personas que inhalaron el polvillo, y el medio ambiente.

   No sólo la población de los lugares sometidos a los bombardeos sufren las consecuencias de las radiaciones por Uranio empobrecido, también los soldados estadounidenses. Descendientes de militares gringos padecen en la actualidad malformaciones genéticas producto de la exposición al referido material radiactivo.

   Tasas más altas de la media global en cuanto a defectos de nacimiento, leucemia y otros tumores, en niños en el Hospital General de Faluya, Irak es lo que reporta un estudio supervisado por la Universidad de Michigan.  

   El lanzamiento de Uranio empobrecido matará a miles de civiles en los años venideros donde fueron extensas zonas bélicas, como consecuencia de la contaminación ambiental y su depósito en pulmones y huesos. Dado que la producción de dicho material radiactivo es de bajo costo: unos dos dólares el kilogramo, lo hace que tenga excelentes oportunidades para su utilización por la industria militar.

   Todo esto es lo que las potencias guerreristas llaman “el precio necesario”. Y hoy sólo se espera una orden para que las “armas quirúrgicas” de sus “guerras humanitarias” puedan impactar sobre el pueblo sirio, sin importarles las consecuencias trágicas.

Dr. Rolando Escobar – ASÍ PENSAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen CAPTCHA

*