Detener la marcha de los guerreristas hacia la guerra

Si Bush hijo llevó la guerra a Irak, todo parece indicar que Obama está decidido a pasar a la historia como el invasor de Siria, a pesar de que la opinión pública estadounidense se muestra renuente a aceptar la participación de su país en un conflicto bélico en la nación árabe, dado sus altos costos, conflicto que desde ya se calcula será como un incendio en Medio Oriente.

   Con el argumento de un presunto uso de armas químicas por parte del ejército sirio contra civiles, el gobierno de Estados Unidos pretende preparar a la opinión pública para que se justifique su intervención armada en Siria. Pero desde antes, el Departamento de Defensa estadounidense viene estudiando posibles ataques, versión que ratificó el jefe del Pentágono, Chuck Hagel, al afirmar que el presidente Obama había solicitado a sus consejeros un “menú de opciones militares” para llevar a efecto una intervención armada en territorio sirio.

   El guión se repite: en marzo de 2003, George W. Bush, entonces presidente estadounidense; Richard Chenney, vicepresidente; Donald Rumsfeld, jefe de El Pentágono y Colin Powel, secretario de estado, aseguraban que Irak disponía de armas de destrucción masiva. Con ese argumento y utilizando 170 mil soldados, los gringos y sus aliados invadieron militarmente Irak con bombardeos de misiles conteniendo Uranio empobrecido y Fósforo blanco. El resultado de esa aventura fue 4 mil 488 bajas, según El Pentágono y 33 mil heridos, pero masacraron un millón de iraquíes. Esa, que se llamó intervención militar preventiva, estuvo basada en la desinformación, ya que nunca fueron encontradas las tales armas de destrucción masiva. Sin embargo, en 2004, una investigación de la Cámara de Representantes concluyó que Bush y compañía mintieron formulando “237 declaraciones engañosas sobre la amenaza que representaba Irak”.

   Oremos para que no triunfe la mentira y se detenga la marcha de los guerreristas hacia la guerra.

Dr. Rolando Escobar – ASÍ PENSAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*