Vórtice polar

   El Vórtice Polar que ha afectado en los últimos días algunas regiones de Estados Unidos y Canadá es un fenómeno que siempre se presenta. Son ciclones permanentes, más fuertes en los inviernos y se debilitan en los veranos. Esas áreas de aire son giratorias sobre los dos polos y se ubican en la tropósfera y estratósfera, moviéndose a diferentes velocidades. Es por ello que el aire frío y denso permanece sobre los polos.

   Como consecuencia del cambio climático, al calentarse el Ártico, las olas de frío son más acentuadas y llegan más al sur, acompañadas de ráfagas de viento. Los episodios de frío extremo se esperan ocurran con más frecuencia en los próximos años en las latitudes medias y se presente más calor más al norte, afectando severamente Norteamérica y Europa.

   Desde hace unos años se sabe que las olas de calor y las inundaciones se observarán más frecuentemente en diversas regiones de la Tierra. Todavía se está investigando este fenómeno conocido como Vórtice Polar, el cual afectará al 80 por ciento de la humanidad, que son las personas que viven en las zonas donde los cambios acelerados del clima son más drásticos.

   Temperaturas que dan una sensación de -50 grados Celsius en Estados Unidos, un récord en la historia, con 187 millones de personas afectadas, son consecuencia del cambio climático. La contaminación atmosférica, producto principalmente de la emisión de gases en las grandes ciudades industrializadas y por la gran cantidad de autos, traerá consigo enormes inundaciones, tornados, huracanes, etcétera.

   Ante este panorama, ¿debemos resignarnos a la idea de que lo peor está por venir o simplemente acostumbrarnos a los cambios de temperatura extrema? El futuro de toda la humanidad está en juego. El mundo entero no tiene más alternativa que tomar conciencia de su responsabilidad en el cambio climático.

Dr. Rolando Escobar – ASÍ PENSAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*