Dedé, el último eslabón

El pasado sábado 1 de febrero, a las tres de la tarde, en Santo Domingo, República Dominicana, fallecía de un paro respiratorio, a los 88 años, Bélgica Adela Mirabal Reyes, a quien se le conocía cariñosamente como doña Dedé.

   Fue la segunda de cuatro hermanas. En 1960 sucedió un hecho muy doloroso en su vida: el asesinato a golpes de sus hermanas Patria, Minerva y María Teresa, a manos del régimen dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo. Junto a su chofer, sus cadáveres fueron metidos en un vehículo, dejándolo ir por un barranco para hacer creer que se trató de un accidente automovilístico. Las hermanas Mirabal, se oponían firmemente a la tiranía trujillista. En el grupo opositor 14 de Junio, al cual pertenecían, se les conocía como Las Mariposas.

   El acontecimiento que acabó con la vida de las hermanas Mirabal despertó aún más la conciencia del pueblo dominicano, y el 30 de mayo de 1961 era ajusticiado el tirano. Novelas como: En El Tiempo de Las Mariposas, de Julia Álvarez, y La Fiesta del Chivo, de Mario Vargas Llosa, dan cuenta de esta historia.

   Dedé representa el último eslabón con aquellas mujeres valientes. Junto a sus hijos crió y educó a los seis vástagos que habían dejado sus hermanas. Se empeñó en preservar la memoria de ellas, creando un museo en Salcedo, de donde eran originarias. En 2009 publicó un libro dedicado a sus heroicas hermanas: “Vivas en su Jardín”.

   El 25 de noviembre, fecha en que fueron asesinadas las hermanas Mirabal, la ONU, en honor a su lucha, lo decretó como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. 

   La lucha por la justicia y la libertad de la hermanas Mirabal y el amor de Adela por mantener unida a su familia, sin rencores y mirando adelante; son los legados que ellas dejan a las nuevas generaciones de latinoamericanos.

Dr. Rolando Escobar – ASÍ PENSAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen CAPTCHA

*