La paz convoca por medio del deporte

     La ciudad de Sochi, en Rusia, es la sede de los XXII Juegos Olímpicos de Invierno 2014, realizándose del 7 al 23 de febrero. Sochi es la ciudad más cálida de toda Rusia. El lunes los termómetros marcaron 15.9 grados Celsius. Dichos juegos olímpicos se han conocido también como Los Juegos de Putin, en vista de que el presidente ruso, de 61 años y amante de los deportes, pues es judoka, jinete y practica hockey sobre hielo y bobsled, apostó su reputación al éxito de éstos.

   Los Juegos de Sochi son los más caros de la historia, más de 50 mil millones de dólares. 37 mil miembros de las fuerzas de seguridad (el doble de los que cubrieron los juegos de verano en Londres) están desplegados por la ciudad para brindar protección a los 2850 atletas participantes de 82 países, algunos de ellos de naciones calientes, como Jamaica, Islas Caimán, Togo, Zimbabwe y Venezuela.

   Seguro nos quedaremos congelados al ver por televisión los peligrosos trucos y retos de los competidores, donde un 10 a 11 por ciento de ellos acaban lesionándose en sus deportes de invierno. Pero la adrenalina puede más y la audacia impulsa a superar marcas establecidas, sea en salto de esquí, skeleton, snowboard, patinaje de velocidad u otra de las disciplinas olímpicas.

   Se ha anunciado que los ganadores del 15 de febrero recibieron medallas de oro con fragmentos del bólido de Cheliábinsk. Además, para tranquilidad de los participantes, en caso que las temperaturas continúen subiendo, millones de kilogramos de nieve almacenados están disponibles para ser utilizados y máquinas de fabricar nieve podrían entrar a funcionar. Mientras todo eso sucede, varios satélites rusos vigilan desde el espacio los juegos de Sochi.

   La paz convoca a las naciones, por medio del deporte, en el que el esfuerzo y el espíritu humano prevalecen.

Dr. Rolando Escobar – ASÍ PENSAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*