¿Jesús futbolista?

Para algunos estudiosos de los fenómenos sociales, el fútbol mueve sentimientos al punto que se considera que buena parte de la fanaticada de ese deporte ha convertido las canchas en templos o santuarios laicos donde los ídolos son adorados, y hay algunos jugadores ostentando el estatus de dioses. Tan es así, que en el lenguaje futbolístico es de sobra conocido el término la mano de Dios, la ejecutada por Diego Maradona y el título que la afición le ha otorgado al futbolista argentino: dios Maradona, con iglesia incluida. Quizás lo que está sucediendo es que el balompié ha pasado a ser considerado más atractivo que la religión, restándole a esta última asistencia de feligreses a los templos, quienes prefieren quedarse en casa a disfrutar de un buen partido los domingos.

   En un breve artículo escrito por el profesor en Teología costarricense Alexander Cabezas Mora, se analiza este fenómeno de masas, sin adelantarse a juzgar a quienes se fanatizan con el juego; pero no se pasa por alto las opiniones ligeras de algunos religiosos que difunden la idea de que dado que el deporte no es mencionado en la Biblia como una actividad que Jesús realizara, los cristianos no deben practicarlo.

   Cabezas Mora sale al paso imaginando un Jesús de nuestro tiempo. “Creo que si Jesús hubiese vivido en nuestros días  ¡estaría jugando fútbol y del bueno! (…) conociendo lo involucrado que estaba socialmente, no me cuesta imaginarlo con los tacos puestos jugando en las calles y en las plazas con sus amigos y conocidos. También le encontraríamos en los estadios haciendo lo que él más amaba hacer: relacionarse con las personas y atenderlas, ¡sin importar el color de la camiseta deportiva!”.

   Con todo y las críticas, no dudamos que Jesús no tacharía de pecado esa expresión cultural que conocemos como fútbol. Seguramente nos identificaríamos con Él como apasionados seguidores de uno que otro crack idolatrado.

Dr. Rolando Escobar – ASÍ PENSAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen CAPTCHA

*