espiritu

ESPIRITUALIDAD Y DEPRESIÓN

La meditación, la oración, la fe, u otra práctica espiritual, están asociadas a un fortalecimiento de la corteza cerebral; lo cual beneficia a las personas, por cuanto les evita padecer de la grave enfermedad que es la depresión. A esa conclusión se llegó en un estudio, que es de los primeros en relacionar el estado físico del cerebro y la espiritualidad; entendiéndose por espiritualidad, no el simple hecho de asistir a la iglesia, sino las actividades espirituales diarias.

La depresión se caracteriza por estar decaído gran parte del tiempo, falta de interés en actividades cotidianas y en las relaciones. En el referido estudio se han analizado principalmente aquellos casos en que existen antecedentes de depresión en los padres, demostrándose que familias que tienen prácticas espirituales como parte esencial en sus vidas, se ven fortalecidas ante el stress del día a día en nuestras sociedades. 103 adultos participaron en la investigación, a quienes se les practicó resonancia magnética; arrojando ésta que los participantes que daban mucha importancia a la religión y espiritualidad presentaban un engrosamiento de la corteza cerebral.

Un individuo o una familia fortalecidos, basados en el crecimiento espiritual, estarán en capacidad de adaptarse y reajustarse ante las adversidades, asumiendo los desafíos de la vida; para ir creciendo con el paso del tiempo, y así experimentar sentimientos profundos de seguridad, felicidad y amor.

Llevar una vida en armonía con uno mismo y con todo lo que nos rodea trae paz y afloran los sentimientos positivos que se traducen en salud para el organismo. Las adversidades naturales de nuestra existencia (enfermedades, pérdidas de seres queridos, separaciones, etcétera) se asimilan mejor mediante un proceso de adaptación y reajuste hasta lograr el equilibrio.

El crecimiento espiritual va de la mano con el fortalecimiento de nuestras capacidades que nos prepararán en el hermoso reto que nos plantea la vida: vivirla plenamente.

 

ROLANDO ESCOBAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen CAPTCHA

*