ADVIENTO ES…

 

Adviento es el tiempo que dedicamos los cristianos para reflexionar sobre el nacimiento de nuestro hermano mayor, Jesús. En adviento nos reunimos cuatro domingos antes de la Navidad para hablar acerca de este asunto tan importante en nuestras vidas. Cristo viene a rescatarnos del odio, de la maldad, del comercio, de los apegos y de la desesperanza. Viene Cristo a acompañarnos en los momentos difíciles y en las alegrías. Lo que celebramos es el gran amor de nuestro Dios, que se manifiesta en el nacimiento de nuestro compañero Jesús. Lejos, muy lejos tienen que quedar los engaños, las alienaciones, el consumismo; todo eso que nos deshumaniza y nos vuelve en contra hermano con hermano.

Esperamos en comunión, mientras hacemos el llamado para que el mundo viva en paz, mientras promovemos la paz. Sin importar los credos, el color de la piel o las ideologías nos sentimos iguales, en armonía unos con otros. Cantamos el canto que gritaron los profetas, es un canto nuevo que habla de justicia y amor. Proclamamos la esperanza, la que trae el niño Jesús; esperanza en un mundo que antes parecía un sueño y cada vez se vuelve realidad.

Estamos contentos porque tenemos luz. Por eso encendemos cada domingo una vela simbolizando el deseo que esa luz ilumine el mundo entero.

Dios está con nosotros, aunque hubo momentos en que perdimos la esperanza. Pero, como lo dice Pedro Casaldàliga: “Hay que saber esperar a Dios. Y mira que hay muchos que se cansan de esperar, porque la vida se ha puesto muy dura y los poderosos siempre aplastan al pueblo. Adviento es un tiempo muy bueno para aprender a esperar a Dios.”  Dios viene a nosotros a sentarse a la mesa para compartir la fe en un futuro mejor para la humanidad.

 

ROLANDO ESCOBAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*